El protocolo tiene como objetivos optimizar la gestión de los Bienes de Interés Cultural y definir la tipología y periodicidad de las inspecciones que garanticen su estado de conservación, así como la elaboración de una planificación sobre las intervenciones que deban acometerse.

Asimismo, el acuerdo contempla promover la formación vinculada a la arquitectura aplicada a los bienes que integran el patrimonio cultural de Castilla y León, con la finalidad de potenciar tanto la especialización como la inserción laboral de los recién titulados en Arquitectura en la Universidad de Valladolid.

Un grupo de investigación de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UVa y el Laboratorio de Paisaje Arquitectónico, Patrimonial y Cultural -liderado por Darío Álvarez Álvarez y Miguel Ángel de la Iglesia Santamaría- serán los encargados de ejecutar las acciones contempladas en el acuerdo coordinado por el Parque Científico de la UVa.